1287

Informe “Clima al límite, precios al límite”

Se requiere incrementar la inversión pública en políticas de adaptación al cambio climático y de desarrollo productivo.

September 5th, 2012 | by

(Lima, 5 de setiembre del 2012).- En una coyuntura marcada por el alza del precio de los alimentos, Oxfam hace un llamado a las autoridades respectivas para que impulsen y fortalezcan la pequeña agricultura, base del sistema alimentario nacional.

En días pasados se conoció cómo el incremento internacional de los precios del trigo, maíz y soya, debido a la fuerte sequía Estados Unidos –uno de los mayores productores y exportadores de granos del mundo— ocasionó un  efecto rebote internacional que afectó también a Perú.

“El actual incremento de precios de los alimentos de 5.6% según la ENAHO en el segundo trimestre del 2012, tiene entre sus principales causas un evento climatológico en el exterior y  evidencia una vez más que no tenemos políticas para fortalecer nuestro sistema alimentario, basado en el trabajo de miles de productores y productoras”, dijo Giovanna Vásquez, coordinadora de la campaña Crece de Oxfam en el Perú.

En ese sentido, Vásquez señala que es necesario delinear e implementar una política clara de seguridad alimentaria, que nos asegure la producción y provisión de alimentos, pero que sea parte de una política de largo plazo y no la respuesta a una coyuntura. Asimismo, indicó que es importante mejorar el gasto en adaptación al cambio climático y en políticas de desarrollo productivo.

En la misma línea, Marisol Medrano, presidenta de la Asociación Nacional de Productores Agroecológicos del Perú (ANPE), sostuvo que es un error afirmar que un incremento de precios beneficia siempre a los productores y productoras. “Las productoras somos también madres de familia que producimos unos productos y otros los compramos en los mercados. El incremento de los precios nos afecta como a cualquier persona”, dice.

Medrano propone que las autoridades actúen con mayor firmeza y celeridad para preparar a los/as pequeños/as productores/as frente al cambio climático. “Como productora de maíz, me veo directamente afectada por la falta o por el exceso de lluvias en algunas temporadas pues estas variaciones producen efectos muy negativos en nuestra producción. Necesitamos ser parte de políticas de adaptación al cambio climático y de impulso a una producción integrada, antes que lamentemos una situación de falta de alimentos”, dice.

CAMBIO CLIMÁTICO Y PRECIOS

En la misma línea, un nuevo informe de Oxfam, Clima al límite, precios al límite, evidencia, por primera vez, cómo los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías y las inundaciones, podrían provocar un aumento de los futuros precios de los alimentos.

Los estudios de investigación hasta ahora realizados tienden a tener en cuenta únicamente los efectos graduales del cambo climático como, por ejemplo, el aumento de las temperaturas o los cambios en los patrones de lluvia.

El estudio de Oxfam ha analizado el impacto de posibles fenómenos meteorológicos extremos en los precios de los alimentos en el 2030, y advierte que en dicho año, el mundo podría ser más vulnerable a una sequía como la que actualmente afecta a Estados Unidos, ya que se prevé que la dependencia de las exportaciones de trigo y maíz estadounidenses sea aún mayor y que, debido al cambio climático, aumente el riesgo de graves sequías en América del Norte.

El informe concluye, además, que:

• Incluso manteniendo una hipótesis conservadora, en el año 2030 otra sequía que afectara a Estados Unidos podría provocar un aumento del precio del maíz de hasta un 140%, por encima del precio medio de los alimentos que, según se estima, duplicarán su precio actual para el año 2030.

• Las sequías e inundaciones en el sur de África podrían hacer aumentar hasta un 120% el precio que pagan los consumidores por el maíz y otros cereales secundarios. Hoy en día, un incremento de tal magnitud supondría un aumento exorbitante del costo de un saco de 25 kilogramos de maíz –el mismo que proporciona alimento a las familias pobres de África durante, aproximadamente, dos semanas–, que podría aumentar drásticamente de 18 a 40 dólares.

• Una sequía que afectara a toda la India, unida a graves inundaciones en todo el sudeste asiático, podría suponer un aumento del precio del arroz en los mercados mundiales de un 25%, lo que podría provocar, a su vez, aumentos drásticos de hasta un 43% (sumado al incremento previsto a largo plazo de los precios) en los mercados de países importadores de arroz como Nigeria, el país más poblado de África.

El impacto no es ajeno a nuestra región. Antonio Hill, asesor de Campañas e Incidencia de Oxfam, sostiene que el efecto de una sequía en EE.UU. en el 2030 podría golpear los precios internos mucho más que hoy día. “En Centroamérica y la Región Andina los precios del maíz podrían subir 80 y 55% por encima de las alzas ya esperadas, respectivamente. Como consecuencia, las personas con menos recursos económicos en estas regiones podrían enfrentar precios hasta cuatro veces más caros que los actuales. Estas cifras exigen respuestas para combatir con firmeza el cambio climático y responder con justicia y celeridad a los incrementos de precios que afectan a las personas más pobres, entre ellas las mujeres campesinas”, sostiene.

El informe desvela también una tendencia regional de creciente dependencia hacia mercados internacionales para cubrir la canasta básica. “En la década 1999 – 2009, el número de países importadores netos de alimentos y productos agrícolas pasó de 11 a 16 en la región. El reto es revertir esa tendencia y una herramienta poderosa puede ser dinamizar la agricultura familiar y campesina”, dice.

Contactos:

Tel. +51 1 700 92 13

Cel. +51 997 945 826

Descargar aquí la Nota de prensa en PDF

Descargar aquí el Informe completo en PDF